Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

anunció la semana pasada que perdió casi 100 millones hasta marzo

Nueva entrega de Codere y ¡viva la especulación! en bolsa

4/06/2020 - 

VALÈNCIA. Codere (CDRE) volvió a vivir uno de los capítulos de especulación pura y dura a los que tiene acostumbrado al mercado, tal y como ha contado en más de una ocasión este diario. La cotizada del juego se disparó un 37,76% en lo que fue la mayor revalorización de las 130 compañías que dan vida al Mercado Continuo. Lo hizo sin noticia alguna que justificara tamaña subida, pero viene siendo algo habitual en la firma presidida por Norman Sorensen.

"Es más de lo mismo: un 'chicharro' que hace las delicias de los especuladores de turno, que cada cierto tiempo se fijan en Codere para moverla a su antojo. ¿Cómo explicarlo teniendo en cuenta que la semana pasada anunció pérdidas trimestrales de casi 100 millones de euros?". Así lo reconocían a este diario desde una gestora de fondos madrileña consultada tras el cierre de la sesión. "Pocas veces un valor había justificado tanto el sector al que pertenece -por lo del juego-", añadían al otro lado del hilo telefónico.

Y no les falta razón porque hace justo una semana CDRE anunció que había perdido entre enero y marzo de este año 97,1 millones de euros, es decir, superando en más de once veces los 'números rojos' del mismo periodo de 2019. La compañía madrileña reconoció en la presentación de sus cuentas que el impacto del Covid-19 en el negocio fue "muy significativo", dado que supuso el cierre temporal de todas sus operaciones presenciales paulatinamente desde el 8 de marzo. Solo el negocio 'online' ha seguido funcionando normalmente, si bien fuertemente afectado por la cancelación de las principales competiciones deportivas.

Descomunal volumen de negocio

El explosivo repunte de la firma madrileña vino acompañado fortísimo volumen de contratación, dado que se intercambiaron de manos 2,26 millones de 'coderes'. O lo que es lo mismo: casi 24 veces más que su media diaria anual situada en los 95.628 títulos, según lo constató Valencia Plaza de la base de datos de Infobolsa. Una negociación que representó casi el 2% del capital de la cotizada del juego.

Los 1,350 euros a los que cerró ayer CDRE -llegó a tocar los 1,378 euros durante la jornada bursátil- suponen el valor más alto desde el pasado 29 de abril, cuando acabó la sesión en los 1,352 euros. De este modo, la cotizada fundada por la familia Sampedro -que fueron apartados del consejo en enero de 2018- se ha quitado de encima la etiqueta de 'penny stock', es decir, cotizar por debajo del euro.


Pese a todo Codere todavía se deja en el camino este año en el parqué un 48%, lo que equivale a una capitalización bursátil de algo más de 160 millones de euros. Y todo ello después de que hace justo una semana su auditor EY detectara "dudas significativas" sobre su capacidad para continuar como empresa en funcionamiento, después de que todas sus actividades presenciales hayan tenido que ser paralizadas desde el pasado mes de marzo como consecuencia del confinamiento decretado en todos los mercados donde opera.

Así lo advertía en el informe de revisión limitada sobre los estados financieros intermedios consolidados publicado en la CNMV. a petición del propio consejo de administración, en el que apunta a la existencia de una "incertidumbre material que puede generar dudas significativas". EY recordó en dicho informe que el cierre de sus locales supone "tensiones significativas" de liquidez para el grupo para hacer frente a sus obligaciones y atender los compromisos contraídos en el curso normal de sus operaciones, que estima en el entorno de los 70 y 100 millones de euros.

En busca de financiación

Asimismo la auditora destacaba que la compañía del juego española espera obtener la financiación adicional necesaria para hacer frente a esta situación pero que, sin embargo, esta intención podría verse truncada por la evolución de la pandemia en las regiones en las que opera. En este sentido conviene recordar que al inicio de la crisis, el 13 de marzo, obtuvo un préstamo bancario por valor de 500 millones de pesos en México, con vencimiento en 2025, y dispuso de su línea de crédito revolving corporativa en su totalidad.

Codere ha recurrido a la búsqueda de liquidez adicional con el apoyo de asesores financieros, con el objetivo de dotarse de 105 millones de euros adicionales que le permitan afrontar con mayor holgura este periodo de incertidumbre respecto a la evolución de la pandemia y sus implicaciones sobre cuándo y en qué condiciones podrá reabrir sus operaciones. 

Noticias relacionadas

next