Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

nueva financiación de 250 millones

El 78,3% de los bonistas de Codere dice 'sí' al acuerdo de refinanciación

22/07/2020 - 

MADRID (EP). El 78,3% de los bonistas existentes de Codere se ha adherido al acuerdo que supone la emisión de nueva financiación por importe de 250 millones de euros, así como la prórroga de los actuales vencimientos de su deuda, que busca proveer de suficiente liquidez a la compañía para continuar con su operativa.

Según informó la compañía española del juego a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), actualmente el 78,9% de los titulares de los bonos de 500 millones de euros y el 73% de los de 300 millones se han adherido al acuerdo, lo que supone, de forma agregada, el 78,3% de los bonistas existentes.

Cuando Codere anunció esta propuesta de refinanciación la semana pasada, el porcentaje de bonistas con los que había suscrito este acuerdo se limitaba al 57,5%. Los titulares de bonos existentes que se hayan adherido al acuerdo antes de las 16.00 horas de Londres del 27 de julio tendrán derecho a percibir una comisión de aceptación equivalente al 0,5% del importe de principal de su bono.

Dos tramos

La compañía de bingos, casinos, máquinas tragaperras y apuestas 'online' ejecutará esta propuesta de refinanciación en dos tramos, uno inicial por valor de 85 millones de euros destinado a dotar de liquidez a la compañía hasta el cierre de la misma y otro adicional por importe de 165 millones de euros que será ofrecido a los bonistas para su suscripción.

Asimismo, prorrogará dos años el vencimiento de los bonos existentes, hasta el 1 de noviembre de 2023, e incrementará su tipo de interés con arreglo a una parte obligatoria con pago en efectivo al 4,50% y, a elección del emisor, una parte complementaria con pago en efectivo o en especie.

A raíz de estas operaciones, la agencia de calificación crediticia Moody's ha asignado a su nueva emisión un rating 'B3', al tiempo que ha mantenido la nota de la empresa en 'Caa3'. De su lado, S&P ha rebajado el rating de sus bonos ya emitidos hasta 'CC', desde 'CCC-', con perspectiva 'negativa'.

Noticias relacionadas

next